22288
post-template-default,single,single-post,postid-22288,single-format-standard,qode-social-login-1.1.3,stockholm-core-1.1,select-theme-ver-5.1.7,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.3,vc_responsive
Un día cualquier en Kyoto, 2018. Ana Soler Fernández

¿Dudas sobre qué regalar esta Navidad? Sé original, regala arte

En pocos días entraremos de pleno en época navideña, uno de los momentos del año más emotivos, en los que, normalmente, tenemos detalles con aquellos a los que queremos. Elegir el regalo perfecto se convierte cada año en una tarea más compleja. Parece que con el tiempo, nos transformamos en personas “difíciles de regalar”, quizás porque tenemos de todo o, quizás, porque vemos mermada nuestra imaginación.

Sea como fuere, hoy te proponemos una idea para que tu regalo de Navidad se convierta en algo original y, lo mejor, en algo que llene de emoción e ilusión a la persona que lo recibe.

¿Te habías planteado regalar arte?

En Navidad, regala arte. Casa de Cultura Galega, Madrid, 2019

Olvídate de la idea de que el arte no es para todos los bolsillos. A día de hoy existen multitud de alternativas que te posibilitarán hacer un regalo atemporal y con el que no fallar. ¿Quieres saber los motivos?

Regalo de Navidad. DIÁLOGO, 2018. Ana Soler Fernández

Si regalas arte, regalas emociones. Con una obra vas a conseguir crear un vínculo especial entre la persona que recibe el obsequio y tú. El arte hace sentir especial a cualquiera, nos hace experimentar y, sin lugar a dudas, el detalle que hagas adquirirá un gran valor sentimental que aumentará con el tiempo.

El arte, no caduca. Piénsalo. Este regalo formará parte de la vida de tu obsequiado para siempre. La ropa, pasa de moda. El perfume, se termina. Pero el arte, ni se agota, ni se hace viejo, ni pierde valor. Se conserva. ¿Hay algo más bonito que eso?

El arte, es original. Haz una recapitulación mental, ¿cuántas veces has recibido un cuadro, una escultura o similar por Navidad? Seguro que las puedes contar con los dedos de una mano (y te sobrará alguno). Si quieres ser diferente y que tu obsequio no sea un punto más de la lista de regalos recibidos este año, ya lo tienes decidido.

El arte, es elegante. Cuando hacemos un regalo, hacemos una declaración de intenciones, decimos quiénes somos. Y tú, ¿quién quieres ser? ¿El que hace un regalo envuelto en papel de unos grandes almacenes o el que regala emociones?

Regalando arte, puedes apoyar a pequeños artistas (y esto no es un motivo menor). Los artistas y artesanos tradicionales, las personas que crean y que no trabajan bajo la presión de la producción en cadena, no lo tienen tan fácil para llegar a tus ojos. Pero si buscas, encuentras. ¡Hay infinidad de personas que trabajan diferentes estilos, facetas, técnicas…! Sólo tienes que encontrar el que se adapta mejor a ti.